Tel: 313 6078566

¿Las arañitas son un tema estético?

¿Las arañitas son un tema estético?

Las arañitas o las venas pronunciadas que notas bajo la superficie de tu piel y que solo consideras que afecta la apariencia de tus piernas, necesitan una revisión médica, aunque no presentes ningún síntoma.

Y es que en ocasiones se cree que la aparición de las arañitas se debe a que estamos cursando cierta edad. Sin embargo, cada vez es más común que aparezcan en mujeres de entre 20 y 60 años como resultado de algunos factores de riesgo como la genética, los cambios hormonales (pubertad y embarazo), el sedentarismo y la obesidad.

Desde luego, los hombres también se ven afectados por las arañitas o telangiectasias, pero en menor proporción.

Le puede interesar: ¿Qué tipos de dolor de cabeza existen?

Por qué aparecen las arañitas

Las llamadas arañitas en las piernas son pequeñas roturas capilares de los vasos sanguíneos que están debajo de la piel. cuando la circulación sanguínea no es óptima, hay un aumento de presión que viene del sistema circulatorio más profundo y los pequeños vasos se dilatan y se rompen, provocando estas venitas visibles.

A diferencia de las várices, las venas de araña son superficiales y pueden ser de dos colores: azules (4 mm – venas reticulares), violáceas ( 1-2mm – venulectasias) o rojizas 1 mm o menos – telangiectasias). Si bien pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, generalmente surgen en las regiones laterales e internas de muslos y piernas , así que va más allá de ser un problema estético.

Leer: Todo lo que necesitas saber sobre las enfermedades respiratorias en niños

Arañas, más que un tema estético

Aunque en su estado inicial las venas de araña no presentan ningún síntoma, si no se tratan a tiempo, en algunos casos podría presentarse una enfermedad circulatoria en los miembros inferiores llamada insuficiencia venosa crónica, que amerita un interrogatorio y examen sobre el paciente, además de un estudio pormenorizado de las venas y arterias para determinar el tratamiento más adecuado.

En este sentido, aunque las arañas afecten la apariencia de las piernas o el rostro, es necesario indagar si existe un problema que, a futuro, permita la aparición de várices, tromboflebitis o úlceras y con ellas síntomas como el cansancio, el ardor, la pesadez, la inflamación, entre otros que afectan de manera considerable la calidad de vida de la persona.

Dicho de otra forma, las varices vendrían a ser la instancia más grave de las arañitas. Estas, surgen cuando la insuficiencia en la circulación sanguínea es más profunda y avanzada. Así se forman venas más gruesas, cargadas de más sangre, que son visibles y palpables, por esta razón, es preciso hacer seguimiento a la aparición de las arañitas en cualquier parte del cuerpo.

Leer: ¿Qué causa que un colon se irrite?

Escleroterapia para eliminar arañitas

La escleroterapia se ha utilizado durante muchos años para tratar las venas de arañas. Como ya lo hemos explicado en otros artículos, esta técnica se basa en la inyección de un producto esclerosante en las venas para provocar daño localizado a su recubrimiento interno. Este daño provoca inflamación, un coágulo sanguíneo, colapso y finalmente el adelgazamiento o la cicatrización del vaso, haciendo que desaparezca por completo.

Normalmente se requieren varias sesiones para eliminar las arañitas, debido a que se requiere eliminar las venas que se conectan directamente con ellas y son las responsables del flujo sanguíneo aumentado que hacen que reaparezcan y se aumenten en cantidad, dando una falsa percepción de un tratamiento inefectivo. Cuando se realiza el manejo adecuado de acuerdo a las necesidades de las venas, éstas no volverán a aparecer, aunque sí es posible que surjan otras nuevas siempre que se mantengan los factores de riesgo y hábitos poco saludables.

Además de la escleroterapia existen otros tratamientos para tratar las arañitas, como la sueroterapia para la circulación, las medias de gradiente, los medicamentos tópicos y las gotas homeopáticas para la circulación. Dependiendo del diagnóstico del profesional de la salud, el paciente necesitará uno o varias sesiones de estos procesos para mejorar la circulación y los síntomas como el cansancio y la pesadez.

Prevención, la clave para una mejor circulación

No hace falta de sufrir de várices o arañitas para iniciar un tratamiento, además de mantener una vida activa, dormir bien y alimentarse correctamente, la sueroterapia y las gotas homeopáticas son recetadas con frecuencia a personas que quieren fortalecer su sistema circulatorio o que tienen antecedentes personales y familiares de enfermedades venosas. Es preciso recordar que el factor hereditario es determinante en la aparición de várices y arañitas.

Si quieres saber más sobre estos tratamientos, en Flebosalud te asesoramos.

Otros artículos 

Entradas recientes

Otros artículos

Flebosalud es marca propia de Paola Andrea Ramírez Ortiz | Todos los derechos reservados | Hecho por Grupo30
Ir a Arriba